NOTICIAS: ¡Bienvenidos a La Mega Cincinnati!
Inmigración

Corte Suprema decidirá sobre DACA

por Claudia Longo (claudia.longo@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

CLEVELAND, Ohio — El futuro de más de 700,000 jóvenes que viven en Estados Unidos y que fueron traídos por sus padres siendo menores, está en manos de la Corte Suprema de Estados Unidos.

Los jueces están listos para el 12 de noviembre, escuchar los argumentos que determinarán si la administración Trump, tiene autoridad de cancelar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

DACA en pausa 

La administración Trump anunció en 2017 que pondría fin a DACA, argumentando que rescindir el programa está en línea con su agenda de inmigración y ayudaría a detener la marea de adultos que fluyen a través de la frontera sur con niños pequeños.

La decisión fue impugnada en los Tribunales de Distrito de los Estados Unidos en California, el Distrito de Columbia y Nueva York sobre la base de que la eliminación del programa violó la Ley de Procedimiento Administrativo y los derechos de los beneficiarios de DACA. 

Los tres jueces ordenaron al gobierno que defienda el programa. La administración Trump apeló ante el Supremo.

El presidente Trump dijo que su predecesor, Barack Obama, no tenía autoridad para iniciar el programa DACA en primer lugar, y que, si la Corte Suprema lo revoca, como debería, el Congreso probablemente encontraría una solución legislativa para permitir que los beneficiarios de DACA permanezcan en los Estados Unidos.

"Los republicanos y los demócratas tendrán un trato para permitirles quedarse en nuestro país, en muy poco tiempo", tuiteó el presidente. "En realidad beneficiaría a DACA, y se haría de la manera correcta".

Muchos defensores piensan que nada detiene al Congreso de actuar ahora y pasar la legislación que proteja a los soñadores. 

Es más, en el Senado los republicanos se niegan a votar por varios proyectos estancados que ayudarían a darle a estos jóvenes, un camino permanente a la ciudadanía.

¿Qué es DACA?

En 2012 el presidente Barack Obama empezó el programa DACA. 

Lo hizo a través de una orden ejecutiva, la cual es parte de los poderes gubernamentales pero que puede ser revertido por otros presidentes que le sucedan. 

Luego de esperar que el Congreso actuara para pasar una ley que diera paso a la ciudadanía a quienes llegaron al país siendo menores –traídos por sus padres indocumentados– Obama asumió la responsabilidad de protegerlos. 

Este amparo temporal –renovable cada tres años– otorga un permiso de trabajo para aquellos que hubieran llegado al país siendo menores de 16, al momento de obtener el beneficio tengan menos de 31 y no hayan salido nunca del país. A su vez deben estar estudiando o haberse graduado de secundaria. 

Efecto escalofriante 

El efecto de rescindir DACA impactaría a muchas familias inmigrantes. 

Casi 1,5 millones de personas viven en hogares con un beneficiario de DACA, incluidos más de un cuarto de millón de niños nacidos en Estados Unidos, que son ciudadanos, según la Encuesta de la Comunidad Americana de 2017. 

En una docena de estados, más de 5,000 niños nacidos en Estados Unidos tienen un padre que es beneficiario de DACA, incluyendo en Arizona, California, Colorado, Florida, Georgia, Illinois, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Oregón, Tennessee y Texas.

Activistas se manifiestan 

A nivel local, en Ohio varias organizaciones se suman a la puja por mantener el programa de DACA funcionando y seguir dándole protección temporal a los jóvenes soñadores. 

Lynn Tramonte, fundadora de Ohio Immigration Alliance expresó:

“Sería más que cruel quitarle DACA a los cientos de miles de personas que lo necesitan. Requerimos que el Congreso trabaje en actualizar toda la ley para que las personas con DACA puedan convertirse en ciudadanos con plenos derechos”.

Según la activista sería un gran paso atrás.

“Debemos recordar que 250,000 niños estadounidenses tienen padres con DACA. La Academia Estadounidense de Pediatría y otros expertos dicen que cancelar DACA dañaría el desarrollo de estos niños. Ese tampoco es el tipo de sociedad que deberíamos ser”, advierte Tramonte.