NOTICIAS: Llegó Filemón a La Mega 97.7FM de Lunes a Viernes de 6.00pm a 7.00pm
Arte y Ocio

Una visita al museo de Andy Warhol

por Hugo Marín (hugo.marin@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

PITTSBURGH, Pensilvania  — El nombre de Andy Warhol es uno muy conocido entre los amantes del arte contemporáneo, aunque su carrera reinó en las más famosas galerías de la ciudad de Nueva York, el ícono del arte popular nació y se crió aquí en Pittsburgh. 

El Warhol es el museo más grande de los Estados Unidos enfocado en un solo artista. 

Localizado en el centro del North Side, este colosal sitio ofrece un destino ideal para visitar durante estos días de temperaturas templadas. 

Abrió sus puertas en 1996, está ubicado en una instalación de 88,000 pies cuadrados en siete pisos. 

Con 17 galerías, el museo posee la mayor colección de arte y archivos de Warhol en el mundo, presentando 900 pinturas, cerca de 2,000 obras en papel, más de 1,000 serigrafías, 77 esculturas, 4,000 fotografías, más de 4,350 películas de Warhol y otras obras grabadas en video. 

El trabajo del artista se presenta en cinco pisos del museo, desde la década de 1940 hasta su muerte en 1987. 

El museo también tiene una galería permanente para las películas y videos en el cuarto piso.

Para una experiencia de “inmersión” en la evolución de Andy Warhol como artista, el museo está diseñado para comenzar su recorrido desde el último piso hacia abajo, y de esa forma apreciar su trabajo cronológicamente. 

Al principio del recorrido, se encuentran los trabajos tempranos de Warhol, mientras se desempeñaba como diseñador gráfico. 

Llama la atención la serie de productos cotidianos cuyas envolturas fueron diseñadas por él, por ejemplo las sopas Campbell’s y las esponjas “Brillo”.

A medida que pasa el tiempo (y el recorrido por el museo), es evidente el cambio en tendencias del artista pero siempre manteniendo su estilo. 

Grabados de figuras históricas y religiosas como Jesús, al igual que personalidades de la farándula como Marilyn Monroe, adornan las paredes de la institución. 

Una de las más interactivas instalaciones es el cuarto de las almohadas flotantes. 

Se trata de globos plateados en forma de almohada, repletos con helio. 

Ya para el final de las galerías, comienzan a verse las más eclécticas y excéntricas piezas de Warhol, incluyendo una obra en metal, donde se usó orín humano para crear matices de colores en su superficie.

El museo no solo se limita a presentar el legado de Andy, este también es una plataforma de alto calibre que dedica uno de sus pisos para exponer el trabajo de artistas plásticos invitados. 

Aquí también se llevan a cabo conciertos de músicos reconocidos y se presentan películas independientes de naturaleza artística. 

En el primer nivel del museo, hay una tienda con recuerdos y copias de obras de arte de Andy Warhol, muchas curiosidades que pueden servir de regalo ideal para aquellos seres queridos que disfrutan del arte. 

¡El museo de Andy Warhol es indudablemente único y digno de visitar! 

Advertisement