La Mega Música
Musica Regional Mexicana- Al Aire
Gobierno

Finaliza juicio político contra Trump

por Hernán Gálvez (hernan.galvez@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

El presidente Donald Trump fue sin duda el ganador en la batalla de “impeachment”. 

Resultó absuelto en el juicio, e incluso logró convencer al Senado de que evitara la utilización de testigos, desafiando las solicitudes demócratas y la abrumadora presión de la opinión pública.

Para la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi y los demócratas, hasta el otoño pasado, el juicio político era un problema, no una oportunidad. 

El informe del abogado especial Robert Mueller incluía evidencia clara de obstrucción a la justicia, pero se criticó y cuestionó lo que encontró.

La controversia dejó a un grupo creciente de demócratas pidiendo la destitución, incluso cuando las encuestas mostraron que el apoyo público al “impeachment” no era favorable.

Luego, salió a la luz pública la historia de Ucrania, los números en las encuestas por juicio político mejoraron para volverse un poco más populares y el liderazgo demócrata se unió.

La estrategia que adoptó la Cámara, para acusar a Trump, fue de llevar a cabo una investigación rápida. En lugar de litigar ampliamente sobre la evidencia, se basó en preocupaciones políticas. 

Mucha gente nunca compartió la visión de Pelosi sobre los problemas; la acusación simplemente visualizaba un fracaso. 

La batalla en el Senado se centró en la admisión de testigos y nuevos documentos sustentatorios. 

Como era de esperarse, la bancada demócrata luchó por votos que permitieran el desfile de nuevos testigos. Nancy Pelosi, incluso, apeló al sentimiento patriota. 

“La gente merece la verdad”, declaró, presionando mediáticamente para la inclusión de John Bolton, exasesor de seguridad de la Casa Blanca.

Bolton no sólo era buscado para testificar. Había anunciado la publicación de un libro de memorias que podría afectar seriamente la defensa del presidente. 

Trump siempre insistió en que no utilizó su cargo para presionar al gobierno ucraniano de investigar al hijo de John Biden, su principal contendor electoral, mientras que Bolton –quien tenía un cargo de confianza– argumentaba que sí. 

La Casa Blanca ha solicitado formalmente que Bolton desista de publicar esas memorias. El presidente tampoco claudicó en su intento de confrontar a su acusador, a pesar de que es inconstitucional.

Para analistas, esto tuvo una doble lectura:

Tanto demócratas como republicanos –en miras a las elecciones presidenciales– apelaban a solicitudes mediáticas que les generara exposición en la prensa. 

Los republicanos del Senado dejaron bastante claro a lo largo de este proceso que básicamente se sentían indiferente con las acusaciones en contra de Trump.

Escucharon con ecuanimidad a Alan Dershowitz argumentar que no existe el abuso de poder a menos que viole los estatutos específicos.

Sin embargo, no les importó que una Oficina de Responsabilidad del Gobierno descubriera que, detener la ayuda apropiadamente designada para Ucrania, era ilegal. 

Decidieron que no querían saber de John Bolton, Mick Mulvaney ni de ninguna otra persona con información relevante. 

De hecho, a pesar de la gran cantidad de especulaciones sobre posibles acuerdos para obligar a Hunter Biden u otra persona a testificar, finalmente tampoco exploraron esas posibilidades.

Trump terminó absuelto sin siquiera un gesto simbólico de contrición de su parte. 

Bill Clinton sobrevivió a su escándalo sexual y de perjurio, pero una parte al hacerlo fue admitir en público sus malas acciones. 

“Fue [una persecución] diabólica, corrupta, sucia, de filtración de información y mentiras que nunca debe suceder a otro presidente. No sé si otros mandatarios hubiesen sido capaces de enfrentarlo… fue una vergüenza”, dijo el presidente Donald Trump, al pronunciar un discurso de agradecimiento, desde la Casa Blanca y definir como “una victoria” el final del juicio político. 

“El Senado absolvió al presidente Trump de ambos cargos inventados por los demócratas del Congreso, dirigidos por Pelosi y Adam Schiff, para llevar a cabo el ataque más atroz y partidista contra cualquier presidente en nuestra historia, un hombre que sabían que era inocente", destacó en su cuenta de Twitter.

Localiza La Mega Nota cerca de ti Nuevo

Buscar
Advertisement
Advertisement: Go Metro
Advertisement Advertisement: La Mega Empresario

Advertisement