NOTICIAS: ¡Bienvenidos a La Mega Cincinnati!
Comunidad

Jóvenes al volante, una gran responsabilidad

por Yahaira Webber (yahaira.webber@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

CINCINNATI, Ohio — Si un adolescente está en edad de tomar clases de manejo, es fundamental que los padres/guardianes dediquen tiempo para enseñar lo importante que es conducir con responsabilidad. 

De acuerdo con el folleto instructivo “Teaching your Teen to Drive”, del Departamento de Seguridad Pública de Ohio, antes de que se expida una licencia de conducir para un portador de permiso temporal menor de 18 años, el padre o guardián legal debe certificar que ese joven ha completado al menos 50 horas de práctica detrás del volante “incluyendo al menos diez horas nocturnas”.

Esto es adicional al curso de educación vial que todo adolescente debe recibir en secundaria o en una escuela de manejo. 

Los adultos conductores desempeñan un papel mentor para orientar al aprendiz sobre buenos hábitos de comportamiento en las carreteras, como el uso de espejos retrovisores, técnicas para retroceder, concentración en la vía, cinturón de seguridad, límites de velocidad, reglas en zonas escolares, pasos peatonales, respeto a las señales de tráfico, uso de luces y distancia correcta entre automóviles. 

Recientemente, una organización nacional sin fines de lucro trajo hasta Cincinnati su taller BRAKES, iniciativa que educa a padres y adolescentes sobre conducción segura.

El nombre de este programa recorre la nación bajo el eslogan "Sé responsable y mantén a todos seguros". 

La organización fue creada por el campeón de carreras Doug Herbert, después de que sus dos hijos murieron en un accidente automovilístico hace 11 años.

BRAKES ha ayudado a 37,000 conductores adolescentes en todo el país. 

Los participantes aprenden y toman conciencia de que “cuando estás en la carretera, cualquier cosa puede suceder en cualquier momento, y es importante la concentración al volante para reaccionar a la defensiva y prevenir un accidente”. 

Y precisamente este es un programa de conducción defensiva gratuito para adolescentes en edades de 15-19 que ya tienen permiso de aprendizaje o licencia de conducir y cuentan al menos con 30 horas de experiencia en las carreteras. 

 “Nuestra misión es prevenir lesiones y salvar vidas entrenando y educando a los conductores adolescentes y sus padres sobre la importancia de una conducción segura y responsable”, destaca la organización en putonthebrakes.org.

Igualmente explican que cuando la estrella del automovilismo Doug Herbert perdió a sus dos hijos, Jon y James –en un trágico accidente de auto en enero de 2008– ese dolor que le consumía le motivó a crear un programa para evitar que otras familias sufran una tragedia similar. 

Esta fue la promesa de Herbert, quien –en un video desde el portal– muestra fotos impresionantes de la tragedia y recuerda que la velocidad lleva a la muerte.

“Solo toma un momento, una mala decisión. Estaba en Phoenix y su madre me llamó para decirme que ellos habían tenido un accidente y creía que estaban muertos. Salí de Arizona y volé a Charlotte (North Carolina) y del aeropuerto fui directo al lugar del accidente. Él (conductor) estaba manejando muy rápido y perdió el control del vehículo…ambos fallecieron al instante. Ahora lo único que puedo hacer es ayudar a que otros jóvenes aprendan a manejar seguros y responsablemente”.