NOTICIAS: ¡Bienvenidos a La Mega Cincinnati!
Entretenimiento

Leo Murillo, la nueva voz de La Mega

por Abel Zavala (azavala@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

CINCINNATI, Ohio — Leo Murillo, “El Catracho de La Mega”, es uno de los nuevos talentos que La Mega 97.7 FM ha agregado durante el programa “El Bueno, La Mala y El Feo”.

Con orgullo representa a la audiencia hondureña y a los centroamericanos.

Es un hombre de muchas habilidades, ahora destacándose como operador y personalidad de radio. 

“Cuando era niño –creciendo en San Manuel, Cortés– mi padre me preguntó qué quería estudiar. Le dije que medicina porque deseaba ser doctor. Pero al comprender la situación de mi país, pregunté si podía asistir a una escuela de arte para ganar dinero de inmediato. En Honduras, si estudias arte, en un año estarás ganando dinero”.

Ahí fue donde aprendió a tallar madera, cuero y yeso, lo que le permitió uno de sus mayores logros: construir su casa en Honduras a los 19 años. 

Pero poco después, Leo fue a una escuela culinaria donde no solo se instruyó con técnicas básicas de cocina, sino que también aprendió inglés, oportunidad que luego lo llevaría a los Estados Unidos y, actualmente, al norte de Kentucky.

Tras meses de estar en la escuela culinaria atendió una entrevista para trabajar en una línea de cruceros, donde fue el único seleccionado entre 150 solicitantes.

“No tenía miedo de ir a esa entrevista, aunque no estaba completamente seguro de lo que hacía, sabía lo que quería y lo obtuve”.

Ese trabajo en el crucero fue solo una pequeña parte de lo que lo condujo a La Mega.

Además de saber esculpir y ser barbero, se convirtió en chef. 

Ha trabajado en México, Colorado Springs, Houston y ahora en Kentucky.

Como chef ejecutivo, ha ayudado a abrir un hogar de ancianos y ahora agrega el desafío de trabajar en radio.

“Fue difícil encontrar estaciones de radio en español en Colorado Springs pero cuando me mudé a Houston –donde la mayoría son latinos– me sentí en casa escuchando mi idioma. Ahora me siento orgulloso de trabajar en una estación con la que nos podemos identificar y compartir ese sentimiento con nuestra audiencia tal como lo sentí en Houston”.

Asegura que este medio representa una gran experiencia de aprendizaje.

“El mundo de la radio ha sido maravilloso para mí, y aprendo mucho de todos. Soy como una esponja, absorbiendo lo que pueda para llegar hasta donde necesite”.

A este nuevo locutor le encanta pasar tiempo con sus dos hijas, además de mantener un estilo de vida activo, practicar deportes, correr y pescar.

“Mi familia es mi pasión. Amo a mis hijas. Amo viajar. Gracias a mi comienzo en cruceros, pude lograr uno de mis sueños: viajar. Mi pasaporte tiene tantos sellos que no recuerdo haber estado allí”.

Advertisement