NOTICIAS: Llegó Filemón a La Mega 97.7FM de Lunes a Viernes de 6.00pm a 7.00pm
Inmigración

“Nuestro único hogar está aquí”

por Elvia Skeens (eskeens@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

CINCINNATI, Ohio — #HomeIsHere es el “hashtag” de la nueva campaña de los jóvenes DREAMers para demostrar que el territorio estadounidense es el único hogar que conocen.

A pesar que valoran y cultivan la cultura de sus padres y que, tal vez, hablan un español no tan fluido, los soñadores aprendieron la historia y los principios cívicos de esta nación donde están sus raíces. 

El mismo día que la Corte Suprema de Justicia empezó a escuchar argumentos sobre el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) miles de jóvenes se reunieron en Washington D.C. para caminar hasta la instancia judicial y alzar sus voces por la continuidad del amparo migratorio.

En esa marcha, entre miles de tantos, estaba José Cabrera, un líder activista de Cincinnati, beneficiario de DACA, quien trabaja como organizador nacional de las Comunidades Ignacianas.

José tenía solo 14 años cuando se integró al movimiento pro DREAM Act de Cincinnati y Norte de Kentucky, recibiendo aquellos primeros entrenamientos donde aprendieron que cada historia individual sería la mejor herramienta de lucha.

“En este momento debemos permanecer unidos, porque necesitamos demostrar que el programa define la vida de miles de DREAMers en todo el país, pero es una lucha que sigue mientras se espera una decisión judicial. Algo que realmente nos dejará con la misma incógnita ¿qué pasará después?, vamos a seguir igual con un programa vulnerable a decisiones políticas”, dijo José Cabrera, en entrevista telefónica con La Mega Nota.

“Más allá de abogar por DACA y el apoyo que podamos recibir, debemos enfocarnos en estrategias que conduzcan a cambios en las políticas de inmigración, pues DACA es solo un estatus de protección temporal que se renueva cada dos años, sin opción alguna a ajustar estatus, ni menos a la residencia permanente ni la ciudadanía. Este es nuestro hogar y por quedarnos aquí –seguros y estables– tenemos que seguir luchando”, explicó Cabrera. 

De la misma manera opina Sandra Ramírez, también activista, dirigente y organizadora de la agrupación Youth Educating Society (YES), del Intercommunity Justice and Peace Center (IJPC-Cincinnati) que nació con José Cabrera con la finalidad de empoderar a jóvenes estudiantes para que se conviertan en líderes.

Muchos de sus miembros son beneficiarios del programa, otros no.

Karina Cabrera, del noveno grado en la secundaria católica Roger Bacon; Alberto Mora, estudiante de Tecnología de la Información, en University of Cincinnati y la misma Sandra Ramírez, quien cursa una licenciatura en Educación, en Mount. St. Joseph University manifiestan que son ciudadanos estadounidenses pero con un corazón de DREAMer, ya que tienen familias o amistades protegidos por DACA. 

“Los soñadores beneficiarios del programa han crecido en la cultura estadounidense, han estudiado aquí y no reconocen otro país como hogar. Nosotros nos sumamos a la más grande campaña de United We Dream en la lucha por DACA: #HomeIsHere es un movimiento que ha empezado en DC con marchas, manifestaciones y otras acciones activistas que ayudarán a crear conciencia”, explicó Sandra Ramírez.

Los próximos meses son cruciales en esta campaña, ya que la Corte Suprema de Justicia estaría tomando la decisión en el verano de 2020.  

Para conocer más sobre las acciones del movimiento #HomeIsHere y algunas historias de DREAMers puede seguirles en redes sociales o visitar el portal www.homeishere.org.

Advertisement