El Bueno, La Mala y El Feo
7:00 am-11:00 am Al Aire
Hogar

Cuidando su cabello durante los meses de frío

por Yahaira Webber (yahaira.webber@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

En estos días tan gélidos, se vale andar con el cabello recogido porque los accesorios tradicionales de temporada no dan muchas opciones para lucirlo suelto.

Es una temporada en que funcionan mejor los colores más oscuros, y los destellos o decoloraciones conocidas como “mechas” se pueden poner en pausa para aliviar el presupuesto, y ayudar a que el cabello se recupere antes de la primavera y el verano, cuando lleguen las nuevas tendencias de colores y estilos.

Mientras tanto, la temporada es propicia para darle cariño, hidratación, cuidados y, en especial, dejar a un lado todos esos instrumentos de estilizado a base de calor, como el secador, la plancha, los difusores y tenazas para ondas/rizos.

Tintes y mechas 

Aunque el cabello al natural es lo más indicado, la realidad es que hoy día no es fácil decir “no se pinte el pelo” porque es una decisión preferida.

Para la temporada invernal, los colores castaños son fáciles de llevar porque no se nota tanto el crecimiento de raíz, y el mantenimiento no tiene que ser tan frecuente.

Si tiene mechas tradicionales, que empiezan en la raíz, una buena alternativa para “descansar” y ayudar en la recuperación capilar, es que se deje crecer por estos meses.

Si lleva “balayage”, entonces déjelo como está, y solo concéntrese en buenos tratamientos.

Y si se le ocurre cambiar un poco, un baño de color (“gloss” o “toner”) con un tono “demi-permanente” (*no semipermanente) le añadirá brillo, textura y transformará su “look”. 

Estas tonalidades depositan pigmento, pero van desapareciendo a medida que se lava.

“Un color de cabello demi-permanente de crema es un producto alcalino y libre de amoníaco que viene en una variedad de tonos y tiene la capacidad de cubrir las canas o mezclar las tonalidades [y destellos] del cabello de una manera segura y natural. En otras palabras, no es tan penetrante como el color permanente del cabello, ya que en realidad no altera la base”, dijo Zoe Carpenter, una especialista de la firma Joico, citada por la estilista Erin Jahns en la revista Byrdie.

Lo bueno de estas fórmulas es que tampoco requieren la solución de peróxido.

Ahora también se encuentran en la farmacia o supermercado, en empaques de tintes para mezclar en casa como “Power Toner” de Feria de L’Oreal o ya preparados, listos para usar, como “Le Color Gloss”, también de L’Oreal. 

Si no se atreve, entonces puede probar con el popular “purple shampoo” que cubre temporalmente esos matices anaranjados o cobrizos indeseados después de un tiempo. Dura hasta la siguiente lavada. 

Otras opciones como el “blue shampoo” dejan un tono cenizo.

Tratamientos revitalizantes 

Usted mejor que nadie conoce su cabello.

Para esta temporada puede pensar en un tratamiento de hidratación profunda, alguno para el cuero cabelludo, para fortalecer las hebras, para dar volumen, para reconstruir –en el caso de tintes o mechas– o para lo que necesite.

Existen muchas alternativas solo disponibles en el salón de belleza por manos profesionales como Olaplex, o bien otros caseros, que se disfrutan en la comunidad de su bañera como una mezcla de aguacate con aceite de oliva bajo un gorro de plástico. 



 

Localiza La Mega Nota cerca de ti Nuevo

Buscar