La Mega Música
Musica Regional Mexicana- Al Aire
Gobierno

Merz quiere impulsar la renovación de la CDU alemana tras la era Merkel

por EFE (editor@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

Berlín, 22 ene (EFE).- El derechista Friedrich Merz tiene como principal objetivo encabezar la renovación de la Unión Cristianodemócrata (CDU) tras la era Angela Merkel, de la que es su histórico rival interno, y velar por las buenas relaciones con su partido hermanado en Baviera.

Merz, que fue ratificado hoy por los delegados de la CDU nuevo presidente del partido con el 94,62 % de los votos, miró hacia atrás y habló de tres años "no muy fáciles" para la formación y se refirió a la "derrota aplastante" en las elecciones generales de septiembre pasado.

En un discurso aseguró que el congreso federal del partido, que se celebra hoy de manera virtual por imperativos de la pandemia, "envía una claro mensaje de cambio y renovación de la CDU".

Merz dijo ver en la derrota "un nuevo comienzo, una oportunidad" y estar decidido a asumirla.

Precisamente por el nuevo gobierno de socialdemócratas, verdes y liberales liderado por Olaf Scholz, Alemania "tiene derecho a una unión de CDU y CSU que siga al servició del país y responda a las preguntas acuciantes de nuestro tiempo", dijo al referirse a la hermanada Unión Socialcristiana bávara.

Esta unión, agregó, debe proponerse a si misma "poder volver a ser el gobierno de mañana".

Lo ocurrido dentro de la unión en 2021, "no debe repetirse y no se repetirá", dijo al referirse entre otras disputas internas a la carrera por la Cancillería entre el líder de la CSU, Markus Söder, y el entonces presidente de la CDU, Armin Laschet.

"Sí, podemos pelearnos, podemos discutir en las cuestiones de hecho, pero al final debe haber resultados comunes y soluciones", dijo, y agregó que la unión entre CDU y CSU forma una "construcción casi congenial" que es "la envidia" de otros partidos cristianodemócratas en Europa.

UNA OPOSICIÓN FUERTE PARA CONTROLAR AL GOBIERNO

Entre las tres grandes tareas de la CDU en los próximos años figuran la de representar "una oposición fuerte", la de ganar elecciones regionales y la de "ofrecer respuestas propias y elaborar una nueva base programática", señaló.

"En la oposición ya no será necesario tomar en consideración a ningún socio de coalición. Podemos decir lo que pensamos y hace lo que decimos. Nuestra principal tarea será controlar a este gobierno, desafiar a este canciller", dijo al referirse a la alianza tripartita en el Ejecutivo y a Scholz.

Recordó que el lema elegido para el 34 congreso federal de la CDU es "bases fuertes, rumbo claro" y subrayó que el partido, con sus más de 400.000 afiliados "vive" y es "activo" y espera ahora de su renovada cúpula "un liderazgo fuerte y un rumbo claro".

En su último discurso como presidente de la CDU, Laschet subrayó el "enorme apoyo" a Merz por encima de las "diferentes ideas y alas" del partido y aseguró que la formación "está de vuelta".

Dijo estar convencido de que Merz es la persona perfecta para el partido en estos tiempos y señaló que de cara al futuro, la CDU debe aprender de nuevo el estilo de "no pregonar a los cuatro vientos" el contenido de cada sesión interna, a trabajar de nuevo de forma seria y a hallar una nueva relación con su formación hermanada en Baviera.

"No debe volver a repetirse jamás que la CDU y la CSU se peleen así, y si lo logramos, entonces pronto estaremos de vuelta y tendremos todas las oportunidades de medir por sus actos al gobierno que está ahora en el cargo", afirmó.

Una vez conocido el apoyo de la mayoría de los delegados de su partido, Merz, de 66 años, visiblemente emocionado y al borde de las lágrimas dijo estar "profundamente conmovido e impresionado" por el resultado.

Calificó de "importante misión" y "gran mandato" asumir ahora el trabajo en la CDU "al mismo tiempo con fuerza y corazón".

Formalmente, no obstante, Merz tendrá que esperar a que la votación de los delegados, realizada de manera virtual, quede confirmada vía voto por correo, con el escrutinio fijado para el próximo día 31.

En tanto, Mario Czaja, apuesta de Merz, fue elegido nuevo secretario general en sustitución de Paul Ziemiak, con el 92,89 % de apoyos.

Para Merz era el tercer intento de liderar a los cristianodemócratas: el año pasado perdió frente a Laschet y en 2018 la que se impuso fue Annegret Kramp-Karrenbauer.

En la consulta a las bases, celebrada a finales del año pasado, Merz se impuso con un 62,1 % de los votos a sus dos adversarios, el experto en política exterior Norbert Röttgen (26 %) y el exjefe de la Cancillería y persona de confianza de Merkel, Helge Braun (12 %).



© EFE 2022. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.
Advertisement

Localiza La Mega Nota cerca de ti Nuevo

Buscar