NOTICIAS: "Tan Latina Como Tú Expo 2020" Entrada GRATIS. Ve a "EVENTOS" para más detalles.
Inmigración

Petición de asilo y crisis fronteriza

por Claudia Longo (claudia.longo@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

La administración Trump continúa con los intentos de disminuir la entrada de refugiados e inmigrantes al país, haciendo que las reglas para ser aceptado como asilado, sean cada vez más estrictas.

Se ha creado un marco para que los solicitantes sean enviados a otras naciones con acuerdos bilaterales.

Anteriormente, los funcionarios de la administración del presidente Donald Trump, habían argumentado que los migrantes con necesidad válida de asilo deben buscar protección en el primer país “seguro” donde tienen la oportunidad de solicitar, ya que muchos viajan a través de múltiples países en su camino hacia la frontera de los Estados Unidos.

Sin embargo, la nueva regulación establece que los solicitantes de asilo pueden ser enviados a cualquier otro país con el que Estados Unidos tenga acuerdos que permitan tal acción, incluso si primero no transitaron por esas naciones.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, fue uno de los primeros mandatarios de la región en responder que su país no está en capacidad para cumplir el acuerdo de “Tercer País Seguro” firmado con el presidente Donald Trump para recibir a deportados que no sean salvadoreños.

“No tenemos capacidades para asilo, pero podríamos construirlas”, mencionó en entrevista para el programa “60 Minutes” de la cadena CBS.

Bukele explicó que las condiciones de pobreza y crimen en El Salvador lo convierten en un país no apto para recibir a solicitantes de asilo.

La regulación, la cual espera comentarios públicos en el Registro Nacional, es la última acción ejecutiva para restringir el acceso al asilo en Estados Unidos.

Trump ha hecho de la inmigración un tema importante en su campaña de reelección y viene cumpliendo al continuar frenando el número de inmigrantes –en su mayoría centroamericanos– que llegan a la frontera.

Otras medidas han tratado de restringir la elegibilidad o forzar a los migrantes a quedarse en México a la espera de la resolución de sus reclamos, pero no les obligan a presentarlos en otro país.

Aaron Reichlin-Melnick, asesor político del Consejo de Inmigración Estadounidense Pro Migrante, dijo a Reuters, que la nueva regla podría remodelar el sistema de asilo de Estados Unidos.

“Si esta regla entra en vigencia, prácticamente a nadie que llegue a la frontera sur se le permitirá pedir asilo en los Estados Unidos”, dijo.

Mientras tanto, el gobierno continúa implementando otros métodos para disminuir el número de solicitudes aprobadas provenientes de Centroamérica y México, aumentando los requisitos para demostrar esos motivos que, por seguridad, impiden regresar a sus países.

Según el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) una persona que solicita asilo debe demostrar que tiene miedo de ser perseguido en su país de nacionalidad por raza, religión, grupo social u opinión política.  

Para ser elegible, una persona debe solicitar asilo dentro del primer año después de llegar a la nación estadounidense.  

Advertisement