Música Regional
12:00 am-7:00 am Al Aire
Hogar

Un año nuevo diferente, pero todavía en pandemia

por Marco Trujillo (marco.trujillo@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

Ya son casi dos años desde que empezó esta pandemia. 

Con la aparición de nuevas cepas no se sabe cuando termine. 

Grandes cambios  

Alrededor del mundo cientos de miles de niños han perdido a su padre, madre o a los dos. Las familias han visto cómo varios de sus integrantes han muerto en cadena sin poder hacer nada para evitarlo. 

Muchas personas no solamente han tenido pérdidas humanas sino también materiales: casas, coches y trabajos, por citar algunos ejemplos. 

Las mascotas también se han visto afectadas y un sin número se han quedado sin hogar, abandonadas a su suerte.

Algunas ni siquiera han tenido la oportunidad de llegar a un albergue y acaban en la calle. 

Las personas enfermas han muerto solas.

A sus familiares –por seguridad y evitando más contagios– no se les permitió volver a verlos ni con vida, ni sin vida; ya que en varios países el protocolo es entregar única y exclusivamente sus cenizas. Hasta la ropa con la que llegaron es quemada.  

La forma de despedirlos también cambió. No se realizan sepelios con multitudes como antes, algunos son virtuales y, en otras ocasiones, simplemente no los hay.

¿Qué hacer?

Los latinos somos reconocidos mundialmente por la solidaridad en los momentos más difíciles. 

Somos una comunidad muy sensible que ha sobrevivido una pandemia y debemos seguir adelante. 

La salud mental, debido a los niveles de estrés y ansiedad, se puede afectar invaluablemente. 

De acuerdo con recomendaciones de Mayo Clinic, en un artículo publicado en su portal electrónico, titulado: “COVID-19 y su salud mental”, la sobrecarga de información, los rumores y la desinformación sobre la pandemia del coronavirus “pueden hacer que su vida se sienta fuera de control, afectando una clara visión de qué hacer”.

Refieren que la pandemia “puede haber traído muchos cambios en los estilos de vida, y con ello, a veces, incertidumbre, rutinas diarias alteradas, presiones financieras y aislamiento social. Es posible que le preocupe enfermarse, cuánto tiempo durará la pandemia, si su trabajo se verá afectado y qué le deparará el futuro”.

Entonces, para sobrellevar la situación y las circunstancias derivadas sugieren: 

  • Concentrarse en pensamientos positivos. 

“Elija enfocarse en las cosas positivas de su vida, en lugar de detenerse en lo mal que se siente. Considere comenzar cada día enumerando las cosas por las que está agradecido. Mantenga un sentido de esperanza, trabaje para aceptar los cambios a medida que ocurren y trate de mantener los problemas en perspectiva”.

  • Apoyarse en acciones espirituales

“Use su brújula moral o su vida espiritual como apoyo. Si saca fuerza de un sistema de creencias, [esto] puede brindarle consuelo durante tiempos difíciles e inciertos”.  

Partiendo de estas consideraciones, es imperativo buscar ayuda, hacer ejercicios, platicar con alguien de lo que sentimos y dejar de culparse. 

Es normal estar molestos con uno mismo, con nuestra religión y con medio mundo.

Estamos llenos de preguntas tales como: ¿Por qué el/ella?, ¿qué hice mal?, ¿…y si hubiera?

Para aliviar esas necesidades emocionales, hay que rodearse de gente positiva para encontrar consuelo y fortaleza. 

Si usted necesita asistencia profesional no dude en buscarla. La depresión puede ser catastrófica. 

Cuando la familia sufre una pérdida, algo de nosotros se va con ellos y cuando estamos enfermos, la familia sufre también.

 

---------------

FOTO: (EFE-EPA/Tannen Maury)



























 
Advertisement

Localiza La Mega Nota cerca de ti Nuevo

Buscar